004_rv_eco_005c Pericarditis 003_torax_004bis
Web Médica Acreditada. Ver más información Web de interés sanitario
AnteriorSiguiente

Casos clínicos. Caso 42 de 68

Referencia: 4_1_4_2_001

Fiebre y dolor lumbar en mujer de 35 años

Mujer de 35 años sin antecedentes patológicos relevantes a excepción de varios episodios de pielonefritis. Ligadura de trompas.

Historia actual

Consulta por dolor lumbar irradiado a flanco derecho y ambas extremidades inferiores que le dificulta la deambulación. No clínica miccional. Tos seca con congestión nasal. No vómitos ni diarreas. El cuadro lo viene presentando desde hace un mes. Pérdida de peso de 5 kg en un mes, sudoración profusa nocturna. Ha seguido tratamiento con amoxicilina-clavulánico, analgésicos y antitérmicos sin mejoría.

Exploración física

Tª 38.5ºC. Normotensa. No impresiona de gravedad. Buen estado nutricional. AP y AC sin alteraciones. Abdomen blando, depresible, doloroso a la palpación en flanco derecho. Dolor a la presión en apófisis espinosas lumbares.

Pruebas complementarias

Figura 1. Rx tórax. Se aprecia derrame pleural derecho que aparenta elevación del hemidiafragma derecho

Comentarios

Dado el sedimento claramente patológico y ante la sospecha de infección urinaria complicada se realizó una ecografía abdominal en la que se puso de manifiesto (Fig. 2) un absceso en lóbulo hepático derecho muy próximo al polo superior del riñón derecho, que se confirmó en el TAC torácico realizado posteriormente (Fig. 3).

El absceso hepático bacteriano se localiza preferentemente en el lóbulo hepático derecho, probablemente porque es el lóbulo de mayor tamaño y está muy bien vascularizado. Un porcentaje importante de los abscesos hepáticos se relacionan con perforación del tubo digestivo y peritonitis secundaria (ej: apendicitis). Otra puerta de entrada relativamente frecuente es la vesícula y la vía biliar, especialmente si existen patología predisponente (colelitiasis, coledocolitiasis o colestasis extrahepática de cualquier origen). En la paciente descrita es probable que el foco de entrada esté relacionado con infección urinaria complicada dada la proximidad del absceso al polo superior del riñón derecho, el sedimento urinario patológico y el antecedente de infecciones urinarias de repetición.

Figura 2. Absceso hepático.

 

Figura 1. Figura 3. Absceso hepático. Confirmación por TC.

Juicio clínico final

Absceso hepático bacteriano

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.